pixel

Recursos Humanos ha ido evolucionando a nuevas tendencias durante los últimos años frente a la necesidad de reaccionar ante un nuevo contexto socio cultural. Los Millenials se han posicionado como la nueva – y gran – fuerza laboral al interior de las organizaciones.
Hoy como RRHH debes enfrentarte a un grupo predominantemente digital y con altas exigencias al momento de desenvolverse en el trabajo. Las empresas se han visto obligadas a redefinir los modelos de negocio, incluida la gestión de personas.

A continuación te contamos las 4 nuevas tendencias  que están tomando parte en las áreas de Recursos Humanos en su búsqueda de reinventarse:

Data Analytics: Gran transformación digital en términos de modernizar y digitalizar los procesos ligados a la gestión de personas. El Data Analytics y People Analytics, son herramientas que te permiten un análisis de toda la información relevante, para así mejorar la toma de decisiones de manera más estratégica y asertiva. Estas tendencias, con el fin de responder a temas claves como la rotación, el ausentismo y el desempeño.

Flexibilidad: Se hace fundamental la capacidad de entregar una mayor flexibilidad en términos horarios, dando mayor cabida al trabajo remoto, gracias a la tecnología. Darle mas importancia a la conciliación familia – trabajo, u otros intereses personales, es uno de los mayores focos de atención para los empleados. Es por ello que como empresa, puedes redefinir la modalidad tradicional de trabajo con el fin de retener el talento.

Experiencia del empleado: El empleado adopta un rol de mayor empoderamiento  al interior de la organización, siendo concebido como el motor principal de la empresa. Los empleados se sienten más motivados al ser considerados una parte fundamental de los objetivos organizacionales. Así valoran en mayor grado las experiencias que viven en su entorno laboral. Por ello, como RRHH, se  te hace relevante monitorear constantemente el nivel de satisfacción dentro de la organización, con herramientas como la capacitación, formación y reconocimiento.

Feedback: Las personas valoran cada vez más el ser escuchados y validados por sus jefaturas, más si son considerados en la toma de decisiones. Con estas tendencias, ya no bastan las instancias formales de feedback posteriores a las evaluaciones de desempeño. Sino que se hace necesaria la comunicación constante y apertura al diálogo. Destacar los aspectos positivos, fortalezas e ideas del trabajador, son una gran fuente de motivación y compromiso laboral.