La transformación digital ha generado un cambio de paradigma respecto a la forma de trabajo y ha impactado en diferentes ámbitos a las organizaciones.

Uno de los ámbitos en los cuáles ha impactado, es el lugar de trabajo, ya que gracias a las nuevas tecnologías, herramientas y plataformas, ya no es necesario trabajar todos los días en el mismo lugar físico, ni compartir el mismo espacio para poder participar de una reunión con nuestro equipo o con nuestros clientes.

En este escenario, son cada vez más las organizaciones que se están preparando y han comenzado a implementar el teletrabajo, permitiendo flexibilizar la actual forma de trabajo. Pero….

¿Cómo saber si tu organización está preparada para implementar el teletrabajo?

A pesar de que el teletrabajo puede traer varios beneficios para tus colaboradores, como : mayor autonomía, flexibilidad de horarios, la posibilidad de conciliar la vida laboral con la vida familiar, ahorro en traslados, entre otros, es importante tener claro que el teletrabajo es una modalidad de trabajo y no un beneficio, como algunos piensan.

Por lo tanto, la decisión de implementar teletrabajo debe responder a un riguroso análisis sobre distintas características de tu organización.

¿Qué aspectos debería evaluar antes de implementar el teletrabajo?

  • Naturaleza del trabajo

    Debes diferenciar qué áreas de tu organización funcionan como front office (ventas, marketing, servicio al cliente, relaciones públicas) y qué áreas de tu organización funcionan como back office (IT, Contabilidad, Finanzas, Recursos Humanos). Esto te permitirá identificar qué áreas o unidades tienen la posibilidad de realizar teletrabajo y cuáles no.

  • Características del espacio físico

    Evaluar el espacio físico que dispone el colaborador para realizar teletrabajo es otro aspecto que se debe considerar. Es importante que ese espacio físico cuente con el mobiliario necesario, una adecuada luminosidad, control del ruido, control de temperatura y adecuadas condiciones ergonómicas.

  • Competencias personales

    A pesar de que el teletrabajo puede ser muy beneficioso para quienes lo utilizan, ya mencionamos que es una modalidad de trabajo y no un beneficio. Esta nueva modalidad de trabajo va a requerir ciertas habilidades y competencias tanto de quienes lo utilizan como de sus supervisores. En los colaboradores que realizan teletrabajo son importantes competencias como autonomía y organización, orientación a objetivos, resolución de problemas, capacidad de priorizar y comunicación. Por otro lado, para los líderes de equipos que utilicen el teletrabajo, existe el desafío de generar la confianza en su equipo para permitir que el teletrabajo se lleve a cabo sin dudas ni cuestionamientos, de generar objetivos claros, adoptar un modelo de gestión basado en resultados y mantener una comunicación activa y constante con cada uno de sus colaboradores.

  • Disponibilidad de Recursos Tecnológicos

    Otro punto importante a evaluar es si tu organización cuenta con la tecnología necesaria para implementar teletrabajo. Computadores, conexión a  internet, programas de video llamada, programa de chat internos, programas de control de productividad.

 

Como vemos, son varios los aspectos que debes evaluar antes de tomar la decisión de implementar teletrabajo en tu organización. Implementar esta modalidad de trabajo conlleva un cambio cultural y desafíos tanto para quienes lo utilicen como para sus líderes, por lo que realizar un buen diagnóstico de los aspectos revisados en este artículo será un buen comienzo para comenzar a discutir si tu organización está preparada para dar el siguiente paso.